drenaje linfatico

Todo sobre el drenaje linfático

Está claro que los beneficios del drenaje linfático son muy grandes. Pero hay que tener cuidado con la confusión que puede aparecer al pensar que se trata de un masaje reductivo o reafirmante cuando en realidad no lo es.

Se trata de una técnica en el que el objetivo principal es el hecho de poder estimular el sistema linfático. Todo ello tendrá como consecuencia la eliminación de líquidos y sustancias propias del organismo.

En ocasiones, se utiliza el drenaje linfático para poder resolver problemas que haya ligados a la salud. También con tratamientos estéticos o con el hecho de bajar de peso.

Para algunas personas, además del drenaje linfático es bueno combinarlo con presoterapia con el fin de tener una mejor eliminación de líquidos.

En todo momento, un buen drenaje linfático tiene que ser suave e indoloro. E ninguna ocasión tiene que dejar moretones.

Para inconvenientes como por ejemplo la celulitis, lo que hace el drenaje linfático es eliminar el líquido que está retenido. A partir de allí, hay que hacer otro tipo de tratamientos para eliminar la grasa acumulada como por ejemplo radiofrecuencia para el calor.

Hay que tener en cuenta también que hay personas que no pueden realizar este tratamiento como por ejemplo quienes tengan várices, infecciones en la piel, reacciones alérgicas, trombosis, entre otros.

Lo mejor siempre es consultar con un especialista antes de ponerse a ello porque podría tener consecuencias.

Los resultados se suelen ver después de algunas sesiones aunque en la primera ya se notará la diferencia.

Cada persona es diferente, por lo que hay que tener en cuenta que el número de sesiones y la duración de la misma puede llegar a variar.

Se recomienda hacer el drenaje linfático para personas que:

  • Tienen estrés o cansancio
  • Después de una cirugía para que haya una circulación normal
  • Quienes tengan problemas en su sistema linfático
  • Si hay procesos de dolor agudos
  • Para temas estéticos como la celulitis, acné, piernas cansadas, etc
  • Si sufre de migrañas o dolores de cabeza
  • Después de haberse realizado tratamientos oncológicos como la radioterapia, etc.

 

Cada visita es guiada con un profesional en fisioterapia. Estas visitas pueden ser de una vez a la semana o según la patología variar en la frecuencia.

En cualquier caso, se trata de un tratamiento único con muchos beneficios para nuestra salud.

En Terapias Veras brindamos sesiones de drenaje linfático. Contáctanos.