¿Qué es la fisioterapia pediátrica o fisioterapia infantil?

Los adultos recurrimos habitualmente a la fisioterapia para curar muchos de nuestros problemas de salud, pero no siempre pensamos en acudir a estos para curar problemas infantiles.

La Fisioterapia Pediátrica o Fisioterapia Infantil es una disciplina de la salud que se encarga del tratamiento y cuidado de aquellos niños y niñas que presentan un retraso genera en su desarrollo, desórdenes en el movimiento u otras enfermedades o alteraciones. 

Esta se basa en el tratamiento de bebés y niños/as con patologías que requieran de la reeducación funcional, vinculada con  el desarrollo motor y el aprendizaje del movimiento.

 

¿Cuándo se debe acudir a la fisioterapia infantil?

Normalmente, suele ser el pediatra el que sugiere a los padres que se pongan en manos de un fisioterapeuta infantil. Sin embargo, este tipo de tratamientos están recomendados en casos en los que exista un factor de riesgo que haga al niño vulnerable durante su desarrollo. Este suele ser el caso de niños que hayan padecido sufrimiento fetal o hayan sido prematuros.

Además, cuando existe una evidencia de retraso en la adquisición de las habilidades motrices propias de la edad, o en la funcionalidad de alguno de los aparatos, también se recomienda acudir a la fisioterapia pediátrica. 

Así, este tipo de terapia está dirigida a bebés, niños y adolescentes que necesitan un tratamiento para solucionar o minimizar las consecuencias de sus afecciones, que pueden ser de origen neurológico, músculo-esquelético, respiratorio o genético, entre otros.

Asimismo, se pueden beneficiar de un seguimiento bebés y niños con el objetivo de prevenir alteraciones en su desarrollo, o bien para facilitar un desarrollo más adecuado de estos.

Sin embargo, en algunos casos también se recomienda acudir a un especialista en fisioterapia infantil con el objetivo de prevenir alteraciones en el desarrollo de los niños y bebés o para facilitar un crecimiento más adecuado.

 

En qué consiste el trabajo del fisioterapeuta infantil

Primeramente, el fisioterapeuta pediátrico llevará a cabo valoraciones fisioterápicas, que incluyen aspectos motrices pero también cognitivos, sensoriales, familiares y ambientales. El objetivo principal es conocer la realidad del niño y de su entorno.

En segundo lugar, el especialista establecerá los objetivos a conseguir con el tratamiento, conjuntamente con la familia para posteriormente proceder a establecer los diferentes tratamientos o intervenciones terapéuticas a realizar.

Estos pueden ser desde estiramientos y ejercicios para ganar fuerza como técnicas de fisioterapia respiratoria, o bien el trabajo a través de herramientas como el juego.

Finalmente, el o la especialista realizará un constante seguimiento y asesoramiento del niño a la familia y otros cuidadores sobre su evolución.

Si quieres saber más sobre la fisioterapia infantil o pediátrica, puedes contactar con Terapias Vera y estaremos encantados/as de asesorarte.